La Asociación Nacional de Hipertensión Pulmonar (ANHP) defiende un final de vida acompañado.

La Asociación Nacional de Hipertensión Pulmonar (ANHP) defiende un final de vida acompañado.

El pasado mes de junio llegó a nuestra Asociación, Ablaye Mboup. De origen senegalés, 59 años, residente en Fuengirola (Málaga). Sufre hipertensión arterial pulmonar en fase muy avanzada, los tratamientos no son los eficaces que debieran de ser y no es candidato a trasplante bipulmonar o de bloque (corazón y pulmón), como última opción para afrontar la enfermedad.

Ablaye ha manifestado su última voluntad de poder traer a su hijo a España. Para poder pasar junto a él, el tiempo que le quede de vida y que éste pueda estar con su padre. No es viable que Ablaye viaje a su país debido a que el tratamiento que le mantiene con vida no podría continuar en su país (ya que no todos los tratamientos están accesibles en todos los países).

Desde la Asociación Nacional de Hipertensión Pulmonar, tenemos entre nuestros fines ser una entidad que promueva la defensa, denuncia y exigencia de los derechos constitucionales, sociales y sanitarios de las personas con hipertensión pulmonar. Por lo que queremos ayudar a poder cumplir con la última voluntad de Ablaye, y que de esta forma el proceso final de la vida no sea en soledad y alejado de los seres queridos. Hemos elaborado un escrito con el que queremos llegar a las autoridades y organismos competentes para que estudien y valoren las singularidades de la situación de Ablaye.

Puedes acceder a nuestro escrito, pinchando Posicionamiento ANHP.

La situación de Ablaye ha llegado a los medios de comunicación. Si quieres acceder a la noticia publicada por el Diario Sur, pincha AQUÍ

Ojalá y entre todos podamos hacer cumplir la última voluntad de Ablaye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.